Botella aluminio personalizada

#{{ product_article_id }}
Cant:
  • Medidas: {{ article_size }}
  • Interior termo para retener temperatura.
  • Dos tapones intercambiables: tapón rosca o tapón con pajita.
  • Capacidad: 500 ml.
  • Material: aluminio.
  • Pedido mínimo: {{ product_sales_quantities.min_quantity }} unidades
  • Sin cantidad mínima, desde 1 unidad
  • Se vende en packs de: {{ product_sales_quantities.selling_unit }} unidades
Opiniones
Google Reviews

Excelente, como siempre. He comprado ya 4 tazas y siempre la misma calidad y rapidez de envío.

África (Madrid)

¡Sois increíbles! Cada nuevo encargo que hago, ¡más me gustáis!. Calidad, buen precio, rapidez y servicio al cliente excepcional. Lo tenéis todo. Enhorabuena por vuestro trabajo, ¡seguid así!.

Pal Minina (Madrid)

Gracias por su eficaz y eficiente respuesta y solución. Así da gusto!. Un ecommerce como Dios manda!.

Francisco (Jaén)

Descripción

¡Personaliza tu cantimplora!

Olvida las típicas botellas de plástico y sustitúyela por nuestra cantimplora personalizada. Está hecha de aluminio, por lo que resulta más resistente que otros modelos. Además su interior es termo, de esta forma, retiene más tiempo la temperatura tanto fría como caliente y podrás beber tu bebida favorita en cualquier momento y en su punto. Nuestra cantimplora personalizada es de una sola capa.

Algo que diferencia nuestras cantimploras con foto del resto es que puedes personalizarlas completamente a tu gusto con textos, diseños o, simplemente, con tus fotografías favoritas. Tienen una capacidad de 500 ml y es ideal para llevarla contigo en el bolso o en cualquier mochila en tu día a día.

Es muy completa, porque dispones de dos tapones intercambiables: a rosca o con pajita, para que resulte más sencillo beber de ella.

Cómo limpiar una cantimplora de aluminio por dentro

Este tipo de utensilios conllevan una limpieza semanal para mantenerlas en un mejor estado. Recomendamos no lavar en lavavajillas, para que así sea mucho más duradera y se mantenga en perfecto estado.

Lo importante a la hora de limpiarla es que no quede ni una sola gota de agua dentro. Puedes dejarla secándose durante la noche boca abajo para que así todas las gotas que queden vayan cayendo. Para evitar la oxidación, puedes lavarla con bicarbonato y dejarla actuar unas horas, después solo tendrás que aclarar y dejar secar.

Productos relacionados